Las patronales del sector aseguran que no tienen noticias del dinero que el vicepresidente segundo dijo que se iba a destinar a reforzar el personal y los equipos de protección.

¿Qué sucedió realmente en las residencias españolas durante la pandemia del coronavirus? Las preguntas se suceden y las respuestas cada vez son más inquietantes. Una de las cuestiones por resolver es dónde han ido a parar los 300 millones que, según anunció el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, el pasado 19 de marzo, en plena emergencia sanitaria, serían transferidos a las comunidades autónomas para reforzar las residencias, los servicios de tele-asistencia o los de atención domiciliaria en un momento crítico: sin test, equipos de protección, ni personal. Desde las patronales del sector desconocen quién se ha beneficiado de esa ayuda económica.“Ni idea”, contestan. 

Fuente Voz Pópuli: artículo completo aquí.

Share This